Paseo de la Chopera, 190 - 28100 Alcobendas, Madrid
  • Horario
  • L a V: Mañanas de 10h a 14h y tardes de 17h a 20:30h

  • S: Mañanas de 10h a 14h.

CÓMO PINTAR UNA PARED DEL SALÓN DE OTRO COLOR CON UN EFECTO WOW

Como pintar una pared del salon de otro color

Pintar una pared del salón en otro color es una opción decorativamente más arriesgada que pintar todas las paredes en el mismo color. No obstante, el resultado puede compensar con creces este mayor riesgo, ya que aportará dinamismo visual al conjunto y lo llenará de personalidad.

En este artículo voy a compartir contigo algunas pautas que te harán muy sencillo el proceso de elegir la pared a pintar de otro color, el color a elegir y su integración en el conjunto.

 

¿Qué pared pintar más oscura en el salón?

En mi opinión, los dos factores fundamentales que deberías tener en cuenta son los siguientes:

  • En qué pared quieres poner el acento decorativo y, por tanto, el foco visual.
  • Cómo es la iluminación natural de las diferentes paredes y, en consecuencia, cómo se puede ver distorsionada la percepción del color por la incidencia o la falta de luz.

Teniendo esto en mente, ahora te invito a que vuelvas a mirar detenidamente la fotografía principal de este artículo.

El foco visual

Como puedes apreciar, en este salón resulta sencillo elegir la pared en la que se quiere poner el foco visual. Es la que sirve de soporte a las obras pictóricas de las que se dispone y es frecuente que esta pared sea la que queda por encima del sofá más largo.

Fíjate en el magnífico contraste entre el color gris grafito de esta pared (muy apropiado para resaltar obras pictóricas), con el color blanco o muy claro del resto de elementos decorativos. La sensación no es de oscuridad sino todo lo contrario.

Observa todos los elementos claros: el estor de lino blanco, el techo y resto de paredes blancas, los sofás en blanco roto y con cojines claros, la alfombra lisa beige a medida, y el sobre de la mesa en mármol blanco, que refleja la luz…

El conjunto es impecable y su mérito es que causa a la vez una sensación de armonía y de personalidad. Para ello, creo que influyen mucho pequeños trucos decorativos como la elección de los de los cojines y la colocación original y equilibrada de los cuadros.

La iluminación natural

Por último, observa que suele ser muy buena elección que la pared pintada más oscura en el salón esté junto a una ventana. Así, una porción importante de ella quedará iluminada directamente por la luz natural, lo que dará lugar a percibir de forma “más real” el color elegido y a interesantes juegos de color.

¿Qué color elegir para pintar una pared del salón de otro color?

La verdad es que yo no aconsejo a nuestros clientes que tomen esta decisión dependiendo de las paletas de colores que se lleven cada temporada. Es decir, creo que la respuesta a esta pregunta no debe venir “de fuera”, o por lo que se lleve.

En su lugar, te aconsejo que tengas en cuenta los siguientes criterios de decisión, más relacionados con las condiciones concretas de tu salón y con tus gustos personales. Es decir, es una decisión que debe venir de “dentro”:

  • Si dispones de obras pictóricas a resaltar, busca alguno de los colores comunes a esos cuadros, pero minoritario, que aparezca en pequeña proporción. Puedes elegir ese tono, con algo más de intensidad, o si los fondos de los cuadros son claros, elegir un tono oscuro neutro, como el gris grafito de la fotografía principal de este artículo.
  • Si dispones de mobiliario previo, elige un color que pueda combinar bien con los sofás o las piezas de mobiliario que más impacto visual tengan.
  • Si dispones de un gran ventanal que conecta el interior con el exterior, principalmente cuando en el exterior hay árboles o una vista despejada, plantéate el uso de un color que conecte con la naturaleza (verde, azul, ocre…). Además de conseguir una transición natural entre el espacio interior y el exterior, estos colores nos proporcionan sensaciones muy placenteras.
  • Por encima de todo, elige un color que te haga sentir bien.

 

Un ejemplo de conexión con la naturaleza

Salon con pared verde oliva

 

Observa el color verde oliva en la pared frontal del salón de la fotografía anterior. Como puedes comprobar conecta de forma muy placentera con el paisaje que se intuye desde la ventana.

Además, para acrecentar la sensación de conexión con la naturaleza, los pies de las mesas auxiliares y las peanas de las lámparas auxiliares están hechos en madera y adoptan formas orgánicas que recuerdan a los árboles. Y los colores ocres de los cojines recuerdan a la tierra.

¿Cómo aportar un toque desenfadado al pintar una pared del salón de otro color?

Frente a los dos ambientes que hemos visto hasta ahora, con un empleo muy ortodoxo del color, te voy a proponer otro ambiente totalmente diferente.

 

Salon blanco con marco amarillo incompleto

 

Como puedes observar, la decoración de este salón resulta muy libre, dinámica y desenfadada. A ello contribuye el uso de piezas de mobiliario eclécticas y ligeras, entre las que destacan la estantería metálica negra colgada, el sofá de cuero azul oscuro, y la alfombra de piel de vacuno negra.

Es decir, sobre una sensación general de blanco intenso, las piezas de mobiliario con más impacto visual son oscuras. Y como elementos de transición entre estos dos extremos, hay un triángulo de color.

Este triángulo está formado por el aparador rojo de la derecha de la fotografía, el cuadro geométrico multicolor sobre el sofá, a la izquierda, y el marco de pintura amarilla sobre el hueco en la pared que conecta de frente el salón con la galería acristalada.

Un marco de pintura amarilla cargado de magia y de humor

El truco de este marco amarillo de pintura es que es “incompleto”. El color amarillo no ocupa la pared frontal entera. Ni tan si quiera rodea los tres lados de la abertura a la galería. Tampoco llega hasta suelo en su borde izquierdo, o completa la longitud del lado superior. Y para mayor dinamismo, el ancho de las franjas pintadas en horizontal y en vertical es desigual, siendo más estrecha la de arriba.

Es decir, este marco amarillo capta la atención visual por su color intenso y también porque rompe con lo que se espera. Es una aplicación insólita, y yo diría que cargada de humor, del color.

Evidentemente, el uso del color de esta forma requiere mucha maestría o “mucho ojo”.  No es un uso evidente, y bajo su aparente desenfado, demuestra una comprensión muy profunda del espacio y de la interacción de todos los elementos decorativos, que fluyen con libertad sin perder la armonía del conjunto.

Y precisamente este sería mi resumen final sobre el factor en el que radica el éxito al pintar una pared del salón de otro color: ganar personalidad y foco visual sin perder armonía y equilibrio en el conjunto.

 


Si crees que este artículo te ha proporcionado ideas útiles sobre “Cómo pintar una pared del salón de otro color y conseguir un efecto wow” y tienes interés en nuevos artículos de decoración, suscríbete a nuestra News Letter al pie de esta página a la derecha .

Si quieres pasar a la acción y pedir asesoramiento o presupuesto de pintura, o completar tu decoración con estores o alfombras, estaremos encantados de que nos contactes, o de recibirte en nuestra tienda-estudio de Entrecolores, en Alcobendas.

¡¡¡Muchas gracias!!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.